La cesta está vacía


Alfombra de Dr. Redox

A causa de la acción de la ley de Newton, la columna vertebral está sometida a una compresión continua, y esta es una de las causas del desarrollo de las enfermedades degenerativas que la aquejan. En el laboratorio científico de Redox se descubrió un mecanismo natural opuesto a la ley de Newton que permitió desarrollar un método para proteger la columna de estas enfermedades degenerativas. Lo más destacable es que este método no requiere que la persona le dedique ni un segundo de su tiempo.

Este método se basa en tres fenómenos fundamentales:

  1. La generación de corrientes galvánicas de la piel por el hombre al caminar descalzo sobre la hierba. Gimnasia con las corrientes naturales Redox.
  2. El reflejo de estiramiento como mecanismo sanogenético que estira la columna vertebral.
  3. Redox, la regularidad de la osteocondrosis Newton contra Newton . Cuantas más corrientes con vitaminas eléctricas genera el hombre, con más frecuencia se produce el mecanismo de estiramiento que actúa sobre la columna vertebral, protegiendo de esta forma su organismo frente al envejecimiento.

El método en sí es muy simple: se trata del hábito de cepillarse los dientes sobre una alfombra-punzante conductora del Dr. Redox (patente de la Federación Rusa para el invento núm. 2.146.122). A través del potencial de la membrana (CALCULADA POR LA ECUACIÓN DE NERNST), los electrodos punzantes de la alfombra convierten la fuerza de la gravedad en vitaminas eléctricas . Les vitaminas eléctricas estimulan el reflejo de estiramiento, que actúa sobre la columna vertebral. Newton trabaja, pues, contra Newton.

Efectos del masaje
La leve y mecánica acción de las puntas plateadas estimula la circulación sanguínea y linfática en las capas profundas de la piel y acelera la renovación celular de la epidermis. El tejido conectivo debilitado se vuelve más fuerte y se activan las funciones naturales de la piel.
Reflexológico
El conocimiento de zonas reflejas mejora enormemente la eficiencia del procedimiento. El leve efecto sobre los términos de las glándulas endocrinas estimula la producción de hormonas que favorece el tono y la textura de la piel.
Microcorriente
Terapia de microcorriente que está destinada para efectos terapéuticos sobre los tejidos de la piel, el tejido muscular y los conductos linfáticos de los humanos a través de la corriente de impulso de bajo voltaje la que, a su vez, produce estimulación eléctrica transcutánea, estimulación muscular, construcción de un efecto de lifting tonificante y persistente, realización de drenaje linfático y el aumento de los procesos metabólicos en la piel.

Los efectos de la terapia de microcorriente:

La terapia de microcorriente es eficaz en la eliminación de dolor.

El dolor es una sensación psíquica y emocional que se genera a través de un sistema especial de la sensibilidad al dolor y las partes superiores del cerebro. El sistema de percepción y la transmisión de señales de dolor es conocido como sistema nociceptivo. El sistema nociceptivo está bajo el control de su antípoda funcional; el sistema antinociceptivo, y su actividad conjunta determinan la naturaleza de la señalización del dolor, su percepción y la reacción a la misma. Los impulsos del dolor llegan desde la periferia al sistema nervioso central por las fibras nerviosas aferentes (o sensibles).

La aparición del dolor surge solamente si la estimulación de dolor supera una barrera que fisiólogos llaman "umbral de dolor" o " puerta de control del dolor". La "puerta de control" es una unidad de neuronas inhibidoras situada en el asta posterior de la médula espinal en una sustancia gelatinosa. Aquí se regula el flujo de paso y el aumento de la estimulación dolorosa. El dolor se puede sentir por estimulación muy intensa, o insuficiencia de los mecanismos de freno de la puerta de control. La insuficiencia de la "puerta de control" puede ser congénita o adquirida como resultado de una infección o de un traumatismo entre otros. Esto aumenta en exceso la sensibilidad del cuerpo, y los impulsos débiles de dolor, que normalmente se notan poco o nada, se transforman en dolores fuertes. En este tipo de situaciones es imprescindible la activación especial y complementaria del sistema antinociceptivo.

A menudo la única manera eficaz para suprimir el fuerte dolor patológico es la estimulación eléctrica directa de la "puerta del control.

* Los impulsos eléctricos de características especialmente seleccionados estimulan las fibras A-beta, que son antagonistas de la realización de los impulsos de dolor de las fibras A-delta y C. La situación es similar a cuando el dolor es enervado o eliminado por "otro dolor" con la ayuda de una presión fuerte (por ejemplo, el masaje, la acupuntura), aplicación de hielo o, por el contrario, la aplicación de calor y otros métodos "populares".

* Además de la estimulación directa de la puerta del control" los impulsos eléctricos desencadenan la liberación de neuropéptidos opioides, endorfina y encefalina, que son analgésicos esencialmente endógenos. Éstos, en unión con los receptores de membrana, son capaces de:

  1. inhibir las neuronas de transmisión;
  2. activar las neuronas del sistema antinociceptivo;
  3. alterar la actividad de las neuronas en las partes más altas del cerebro involucradas en la formación de dolor.

La morfina actúa de manera similar; se une a los mismos receptores en el sistema nervioso central y embota el dolor.

Por lo tanto, el efecto analgésico de la terapia de microcorriente se consigue de dos maneras:

  1. A través de la activación directa de las neuronas en el sistema antinociceptivo (principalmente en el nivel de "puerta de control");
  2. Mediante la activación indirecta (mediada) del sistema antinociceptivo a través de la liberación de los "analgésicos endógenos", los neuropéptidos opioides de encefalinas y endorfinas.


:
: Instagram Youtube